Jesus Es ​Traicionado

Mateo 26:14-56; Marcos 14:10-50; Lucas 22:1-53; Juan 12:6; 18:1-11

Cada año, los judíos celebraban la Pascua. Esta era una celebración de cómo Dios había salvado a sus antepasados de la esclavitud en Egipto mucho siglos antes. Cerca de tres años después de que Jesús empezó a predicar y enseñar públicamente, Jesús dijo a sus discípulos que Él quería celebrar esta Pascua con ellos en Jerusalén, y que Él sería asesinado allí.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Uno de los discípulos de Jesús era un hombre que se llamaba Judas. Judas era encargado de la bolsa de dinero de los apóstoles, pero él amaba el dinero y con frecuencia robaba dinero de la bolsa. Después de llegar Jesús y sus discípulos a Jerusalén, Judas fue a los líderes de los judíos y les ofreció entregarles a Jesús a cambio de dinero. El sabía que los líderes de los judíos negaban que Jesús fuera el Mesías y que ellos estaban haciendo planes para matarle.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Los líderes de los judíos, liderados por el sacerdote principal, pagaron a Judas treinta monedas de plata por traicionar a Jesús. Esto sucedió tal cómo los profetas lo habían profetizado. Judas estuvo de acuerdo, recibió el dinero, y se fue. El empezó a buscar una oportunidad para ayudarles arrestar a Jesús.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

En Jerusalén, Jesús celebró la Pascua con sus discípulos. Durante la cena de la Pascua, Jesús tomó un pan y lo partió. Él dijo: “Tomen y coman esto. Esto es mi cuerpo, que es dado por ustedes. Hagan esto en memoria de Mí.” De esta manera, Jesús dijo que su cuerpo sería sacrificado por ellos.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Entonces, Jesús levantó una copa y dijo: “Tomen esto. Es mi sangre del Nuevo Pacto que es derramada por el perdón de pecados. Hagan esto para acordarse de Mí cada vez que la toman.”

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Entonces, Jesús dijo a los discípulos: “Uno de ustedes me va a traicionar.” Los discípulos estuvieron sorprendidos, y preguntaron quién haría tal cosa. Jesús dijo: “La persona a quien yo doy este pedazo de pan es el traidor.” Entonces, Él dió el pan a Judas.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Después de Judas tomar el pan, Satanás entró en él. Judas salió y fue a ayudar a los líderes de los judíos a arrestar a Jesús. Era ya de noche.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Después de la cena, Jesús y sus discípulos caminaron al Monte de los Olivos. Jesús dijo: “Todos ustedes me abandonarán esta noche. Está escrito: “Heriré al pastor y las ovejas se separarán.'”

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Pedro respondió: “¡Aún si los demás te abandonan, yo no lo haré!” Entonces, Jesús dijo a Pedro: “Satanás quiere tenerlos a todos ustedes, pero yo he orado por tí, Pedro, para que tu fe no falle. Aún así, esta noche, antes de que cante el gallo, tú negarás tres veces que ni siquiera me conoces.”

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Entonces, Pedro dijo a Jesús: “¡Aunque tenga que morir, nunca te negaré!” Todos los otros discípulos dijeron lo mismo.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Entonces, Jesús fue con sus discípulos a un lugar llamado Getsemaní. Jesús dijo a sus discípulos que oraran para que ellos no entraran en tentación. Entonces Jesús se fue para orar por sí mismo.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Jesús oró tres veces: “Padre mío, si es posible, por favor, permite que yo no tenga que tomar esta copa de sufrimiento. Pero si no hay otra manera en que los pecados de la gente sean perdonados, entonces, que se haga tu voluntad.” Jesús estaba muy preocupado y su sudor era como gotas de sangre. Dios envió un ángel para fortalecerle.

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Después de cada tiempo de oración, Jesús volvía a sus discípulos, pero ellos estaban dormidos. Cuando él regresó la tercera vez, Jesús dijo: “¡Despiértense! Mi traidor está aquí.”

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Judas vino con los líderes de los judíos, los soldados, y mucha gente. Ellos tenían espadas y palos. Judas vino a Jesús y le dijo: “Saludos, Maestro,” y lo besó. Esta fue la señal a los líderes de los judíos para que supieran a quién arrestar. Entonces, Jesús dijo: “¿Judas, con un beso me traicionas?”

jesus-es-%e2%80%8btraicionado

Mientras los soldados arrestaban a Jesús, Pedro sacó su espada y cortó la oreja del siervo del sacerdote principal. Jesús dijo a Pedro: “¡Guarda tu espada! Yo podría pedir a mi Padre un ejercito de ángeles para defenderme. Pero tengo que obedecer a mi Padre.” Entonces, Jesús sanó la oreja del hombre. Después que Jesús fue arrestado, todos sus discípulos se escaparon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *